Próximo relato, el 8 de julio.

Como esto empieza a marchar, quiero anunciar que publicaré el segundo relato del blog el viernes, 8 de julio. Para ir abriendo paladares, voy a dejaros desde hoy este pequeño extracto:

La falta de combustible está sofocando las llamas, fíjese. Hace mes y medio esta hoguera era así de grande. Eso es: la base era tan extensa como el campo de fútbol que tenemos allá. No, puede estar seguro de que no le exagero, mire si no: ¡Virginia! ¡Virginia! ¡Ven y dile a este señor cómo de grande era la hoguera! ¿Lo ve? Así de grande era, ¿ahora me cree? Era un fuego colosal, un rascacielos amarillo y vivo como la cola de un lagarto que se veía desde todos los rincones de la región, ya fuera de noche o de día.

¡Y todos los que vinieron guiados por la luz, bendito negocio que nos dieron! Ojalá se hubieran quedado más tiempo… Traían sus coches llenos de libros, revistas, ropa y juguetes viejos, muebles… todo tipo de trastos para alimentar las llamas. Y luego se hacían la foto, compraban una camiseta o un llavero en el puesto de souvenirs, comían en el restaurante, bebían en los bares, y a veces se llevaban una o dos botellas del vino que aquí embotellamos. Se quedaban varios días. Casi todos dormían en ese hostal de ahí, aunque también los hubo que acamparon en las cercanías, en el escampado que hay junto a la carretera.

Anuncios

2 comentarios en “Próximo relato, el 8 de julio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s